sábado, 19 de julio de 2008

CHRISTIAN SORG PROTAGONIZA EL VERANO CULTURAL EN VALDERROBRES Y CALACEITE.

19.7.2008.



En http://www.aragonliberal.es/noticias/noticia.asp?notid=13173

EL MUSEO DE TERUEL ORGANIZA UNA RETROSPECTIVA DE ESTE PRESTIGIOSO ARTISTA FRANCÉS VINCULADO AL BAJO ARAGÓN

0 comentarios


CHRISTIAN SORG PROTAGONIZA EL VERANO CULTURAL EN VALDERROBRES Y CALACEITE.

La citada exposición, que permanecerá abierta hasta el 14 de septiembre, ofrece al visitante un amplio recorrido por la trayectoria creativa de Christian Sorg a través de un total de 52 obras, entre pinturas (que se exhiben en el Castillo de Valderrobres) y obras en papel (que ocupan las salas del Museo Juan Cabré de Calaceite). Producida por la Diputación de Teruel, la organización de la muestra ha contado con la colaboración del Ayuntamiento de Valderrobres y el Museo Juan Cabré.

La pintura abstracta de Christian Sorg (París, 1941), que tiene a la naturaleza como temática principal de sus trabajos, conmueve y emociona los sentidos aquel que la contempla. Como bien subraya José Corredor Matheos en el catálogo de la exposición, “este artista francés supo percibir la belleza y la singularidad de Calaceite, Valderrobres y alrededores, y realizar largas series de pinturas y dibujos, en los cuales podemos reconocer estos parajes, con su orografía y su vegetación, y apreciar las diferencias entre el día y la noche”.

Christian Sorg reside regularmente, desde 1992, en Calaceite y comparte esta prolongada estancia en nuestro territorio con su otra residencia habitual en la localidad francesa de Fontenille (Vézelay). Esta intensa relación de diálogo artístico con la naturaleza turolense, con sus paisajes y sus gentes, viene marcada por un proceso de depuración muy fructífero en el que los trazos y el color muestran la aparentemente azarosa configuración e indefinición de la realidad. En palabras de Alex Susanna: “Cielos, caminos, campos, árboles –omnipresentes olivos-, ermitas, horizontes. O bien puertas y balcones, tejados, fiestas, banderas, corridas –fascinación por el toro-. Paisajes naturales o urbanos entre los que el pintor no hace demasiados distingos. Unos y otros conforman el magma perceptivo del que extrae sus nada inocentes “leit-motiv”. Precisión y concreción espacio-temporales máximas: sus títulos así lo certifican, aunque por ellos mismos no sean garantía de nada. En cualquier caso, el pintor parte de estímulos reales –bien enraizados en el tiempo y en el espacio- que luego desencadenan una respuesta creativa, y en ello reside gran parte del enorme poder de persuasión que tiene su obra”.

En síntesis, podría decirse que la pintura y los dibujos de Christian Sorg auscultan la realidad en su más amplia gama de signos y los canalizan a través de lo visual, transcribiendo así la esencia de las cosas mediante un trato íntimo que asemeja su labor al arte rupestre: “apenas quiere o puede decirnos nada, pero por encima de todo prevalece el impulso, la necesidad de dejar rastro, de recrear las incesantes escrituras de la propia naturaleza que nos circunda e invade de manera tan plena como subrepticia. Es probable que ese sea el principal endeudamiento de Christian Sorg con el Bajo Aragón: después de ver este par de exposiciones en Valderrobres y en Calaceite, ¡a fe que nos lo ha devuelto con creces!”, concluye Alex Susanna

Como complemento a la exposición, se ha editado un cuidado catálogo que recoge, además de las obras expuestas, textos de José Corredor Matheos, Alex Susanna, Elisabeth Coutourier, Pilar Gómez Bedate y Ángel Crespo.

EL CASTILLO DE VALDERROBRES, UN ESPACIO PARA EL ARTE

Las salas del Castillo de Valderrobres constituyen el espacio habitual donde, durante el verano, la Diputación de Teruel realiza sus principales exposiciones. Una rentabilización de este importante patrimonio histórico-artístico que es posible merced a la colaboración entre la DPT y el Ayuntamiento de Valderrobres.

La utilización del Castillo de Valderrobres como marco de grandes exposiciones temporales comenzó en 1989 y, a lo largo de estos años, ha permitido a los numerosos visitantes contemplar una serie de muestras de indiscutible calidad artística: Albert Ràfols Casamada (1989), Víctor Mira (1990), Dis Berlin (1991), Becarios Grupo Endesa I (1992), “Las fuentes de la memoria II. Fotografía y sociedad en España, 1900-1939” (1993), “De lo útil a lo bello. Forja tradicional en Teruel” (1994), “Miradas y visiones”, muestra colectiva del trabajo de ocho jóvenes fotógrafos (1995), Teresa Lanceta (1996), “Fotografía y sociedad en la España de Franco” (1997), Ricardo Calero (1998) o Josep Guinovart (1999). En los últimos años, han protagonizado el verano cultural las exposiciones de Javier Pagola (2000), del “Primer Premio Internacional de Cerámica Contemporánea. Cerco 2001” (2001), de Ciuco Gutiérrez (2002), la mejor producción de cerámica creativa que elaboraron cinco destacados ceramistas españoles de nuestros días bajo el título común de “Cerca del Límite” (2003), la original propuesta fotográfica de Santos Montes (2003), la obra del un fotógrafo del prestigio de Toni Catany (2004), las pinturas y esculturas de Santiago Arranz (2005), la obra plástica de Herman Braun-Vega (2006) o Romà Vallès (2007)

No hay comentarios: