sábado, 3 de noviembre de 2007

LA DIPUTACIÓN DE TERUEL APRUEBA UN PROGRAMA DE AYUDAS PARA EL TRANSPORTE DE EXCEDENTES DE PURINES.

3.11.2007.



explotaciones porcinas en Teruel

En http://www.aragonliberal.es/noticias/noticia.asp?notid=1511

Un reto difícil, la eliminación de los excedentes de purines, si se tiene en cuenta la carga asumible por el terreno para no acabar dañando las aguas freáticas. Una necesidad: regular los excedentes de purines.


LA DIPUTACIÓN DE TERUEL APRUEBA UN PROGRAMA DE AYUDAS PARA EL TRANSPORTE DE EXCEDENTES DE PURINES.

02/11/2007.- Dentro de su política de apoyo al sector porcino, la Diputación de Teruel viene desarrollando un “Programa de subvención al transporte de excedentes de purines” con el que pretende sufragar parte de los gastos que este traslado ocasiona a los ganaderos. El programa aprobado por la Diputación de Teruel cuenta este año con un presupuesto de 10.000 euros, y contempla la subvención de hasta el 33% del precio de los transportes de excedentes de purines a realizar desde las explotaciones porcinas o las balsas de almacenamiento hasta las parcelas agrícolas entre el 1 de noviembre de 2007 y el 30 de septiembre de 2008.

Mediante este “Programa de subvención al transporte de excedente de purines” la Diputación de Teruel está realizando los últimos años una significativa contribución al necesario entendimiento entre el sector ganadero y el agrícola cerealista. Se trata de un modelo de gestión muy rentable económicamente para ambas partes y, además, respetuoso con el medio ambiente por cuanto los purines se usan en dosis reguladas. Buena prueba de la favorable acogida que sigue obteniendo esta fórmula de trabajo promovida por la Diputación de Teruel es la progresiva mayor demanda en las zonas cerealistas de la provincia de purines como abono orgánico. Siguiendo en esa línea, el paso a dar ahora sería la creación de más balsas de almacenamiento en los puntos de consumo. Una medida que reduciría aún más los costes.

Con estas ayudas al transporte, que pueden solicitarse hasta el próximo 30 de noviembre, la institución provincial pretende conseguir una adecuada utilización de los purines y estiércoles como fertilizantes agrícolas, vertiéndolos en las dosis idóneas y en parcelas que todavía no han alcanzado el denominado “índice de presión de nitrógeno”, a fin de evitar problemas de contaminación.

Para conseguir dicho objetivo, una herramienta fundamental es la reducción de los costes del transporte de purines, problemática que supone un importante freno para la adecuada gestión de los mismos. De ahí que, con el “Programa de subvención al transporte de excedentes de purines”, la Diputación de Teruel pretenda conseguir su uso racional como abono agrícola a través de la concienciación ecológica de los agricultores y ganaderos provinciales y de medidas como esta línea de ayudas económicas.

Además, en la actual coyuntura socioeconómica del sector agrícola, estos incentivos al fomento del empleo de los purines como abono se ven también favorecidos por el significativo incremento de precios que han experimentado los abonos químicos de fabricación industrial. En definitiva, unos y otros factores permiten a la Diputación de Teruel considerar esta fórmula de trabajo con los excedentes de purines como la de mayor viabilidad económica para el sector agroganadero provincial frente a otras propuestas de eliminación de purines que representan un elevado coste a asumir por el medio rural.

LOS PURINES COMO FERTILIZANTE AGRÍCOLA

Tradicionalmente, los estiércoles de porcino o purines han venido utilizándose como fertilizante agrícola por los propietarios de las granjas, que suelen ser también agricultores. Sin embargo, en los últimos años, la alta concentración de explotaciones porcinas en algunos municipios y comarcas y la aparición del fenómeno de la integración, que determina que las grandes instalaciones no dispongan de suficientes tierras en propiedad para abonar, ha supuesto que en muchos municipios las tierras de uso agrícola disponibles para la absorción de los excedentes de purines sean claramente insuficientes. Esta escasez de tierra para abonar ha provocado que los purines deban ser evacuados a otras zonas con menor carga ganadera y evitar así problemas de contaminación de aguas subterráneas y otros de impacto ambiental y socioeconómico.

El ganado porcino en la provincia de Teruel alcanza en la actualidad un censo de alrededor de 67.000 hembras en producción y unas 759.000 plazas de cebo, distribuidas en 929 explotaciones, lo que le convierte en la actividad ganadera de mayor importancia económica para la provincia. Este gran número de animales genera anualmente del orden de 2.000.000 toneladas métricas de purines, la mayor parte de las cuales se producen en explotaciones situadas en aquellas comarcas de la provincia con más densidad de explotaciones porcinas.

UNA INICIATIVA CONSOLIDADA EN EL TIEMPO

La Diputación de Teruel viene colaborando con estas líneas de ayuda al sector agroganandero provincial desde el año 2002, consciente de la importancia de contribuir a la adecuada resolución del exceso de producción de purines que ocasiona el pujante desarrollo del ganado porcino en nuestra provincia.

Así, vigente medidas de apoyo dan continuidad a un acuerdo pionero e innovador: el Convenio de colaboración con Acriporte para el transporte de purines a los regadíos del Canal Calanda-Alcañiz. Durante 2002 y 2003 la Diputación de Teruel destinó 48.000 euros a este fin. En 2002 se subvencionó a Acriporte el traslado de 9.640 metros cúbicos de purines, procedentes de las balsas de almacenamiento de Peñarroya de Tastavins y Valderrobres, para su aplicación en 578 hectáreas de 27 agricultores con parcelas en el término municipal de Alcañiz. En 2003, se subvencionó el transporte de 12.838 metros cúbicos de purines, para su vertido en 288 hectáreas. Las parcelas estaban ubicadas igualmente en Alcañiz y correspondían a 18 agricultores.

Desde 2004 y hasta el momento, la Diputación de Teruel está llevando a cabo un “Programa de subvención al transporte de excendentes de purines” que permite el desarrollo de una política de colaboración con los ganaderos de porcino y los agricultores de la provincia de Teruel. Ello ha supuesto que un total de 93 agricultores y ganaderos se hayan beneficiado de las ayudas económicas que, por un montante global de 29.000 euros, ha venido acordando la Diputación de Teruel en estos años. En resumen, se ha subvencionado ya, en los cuatro últimos años, el transporte de 64.547 metros cúbicos de excedentes de purines para la fertilización de 4.083 hectáreas de siete términos municipales de la provincia.

No hay comentarios: